';
5 consejos para mejorar el rendimiento de tu sitio web

5 consejos para mejorar el rendimiento de tu sitio web

Noticias

Cuando visitamos un sitio web, queremos que la información que buscamos esté disponible lo antes posible en nuestra pantalla. Y esta velocidad y efectividad, está influenciada por varios factores, tanto en el frontend, por la calidad del código fuente del sitio web y la cantidad de recursos multimedia, como en el backend por la calidad del código del lado del servidor y, por supuesto, por el rendimiento del servidor donde está alojado (es decir, el hardware).

Por ello, en una estrategia de marketing digital, la optimización de estas áreas del sitio web para lograr una mayor velocidad y estabilidad en el navegador, es crucial y debe considerarse una de las principales, especialmente si consideramos el uso móvil de los sitios web, donde este factor es aún más importante.

 

La importancia del rendimiento y su impacto en la experiencia del usuario

 

Disminuye la tasa de rebote

Según datos de Google, el 32% de los visitantes de teléfonos inteligentes abandonan un sitio web cuando tarda más de 3 segundos en cargarse. Por lo tanto, es fácil concluir que cuanto más rápido se acepta al usuario, lo que ayuda a aumentar el tiempo que pasa en el sitio web.

Experiencia móvil

Ya lo hemos mencionado, pero es importante tenerlo en cuenta: un buen rendimiento del sitio web, ayuda a la experiencia del usuario en dispositivos móviles.

Impacto positivo en el posicionamiento orgánico de Google

Por supuesto, el propio Google es un defensor de todos los factores que valoran la experiencia del usuario, y favorece a los sitios web que funcionan mejor, considerando la velocidad de carga como un factor relevante para el posicionamiento orgánico.

Tanto es así que en mayo de 2021 se lanzó una actualización del Algoritmo de Google centrada en la experiencia de la página, que incluye todos los aspectos resultantes de la experiencia de uso de una página web, y cómo pueden ser positivos o negativos para el usuario.

Obviamente, incluye factores existentes y bien conocidos como la compatibilidad móvil, la navegación segura HTTPS y la ausencia de intersticiales intrusivos, pero ahora también incluye métricas de Web Core Vitals, que se centran en tres aspectos: carga, interactividad y estabilidad visual.  

  1. Carga – Largest contentful paint (LCP) es básicamente el tiempo que se tarda en cargar el contenido principal del sitio web, ya que el sitio web comenzó a cargarse por primera vez (TTFB – Time To First Byte)
  2. Interactividad – First input delay (FID) – es el tiempo transcurrido hasta que el usuario puede interactuar con el navegador (elija una opción del menú, inserte información en un campo de formulario, etc.)
  3. Estabilidad visual – Cumulative layout shift (CLS) – relacionado con la estabilidad visual de la página en el proceso de carga.
Consejos sobre cómo optimizar un sitio web
  • Optimizar el código fuente: No es por el tejado que construye una casa, y no es con un mal código fuente de una plataforma web, que uno obtendrá un buen rendimiento. Un mal comienzo llevará a que se tenga que hacer un trabajo duplicado en el futuro para rehacer lo que debería haber estado bien construido al principio. Así, un código fuente bien estructurado y optimizado para las funciones necesarias permitirá una mayor escalabilidad del proyecto, así como será más rápido en su interpretación por parte de los servidores. Además, es igualmente importante:
    • Minificar html, CSS y Javascript;
    • Evite el código CSS y JS en línea en el frontend;
    • Y borrar el código no utilizado.
  • Optimizar imágenes y vídeos: ¿Cuántas veces no hemos observado imágenes en sitios web con peso y dimensiones excesivas? Es importante ajustar los formatos y dimensiones a la estructura del sitio web, optimizar su peso, obteniendo el mejor compromiso entre peso y calidad, y utilizar nuevos formatos web friendly como WEBP.
  • Usa un buen servidor: La calidad del alojamiento donde alojamos el sitio web es muy importante: el tiempo que tarda el servidor en reaccionar después de una solicitud del navegador, causando velocidad o lentitud en la presentación del sitio web, tiene un impacto en la experiencia del usuario. La elección entre un servidor compartido y un servidor dedicado, entre SSD o HDD, con más o menos capacidad de disco, tiene diferencias en el desarrollo del proyecto, así como, permitirá asignar más o menos recursos según sea necesario (ancho de banda, memoria…). Habilitando la compresión Gzip en el servidor, puede ser otra buena opción complementaria, que permitirá al servidor comprimir el contenido antes de mostrar en el navegador.
  • La utilización de una CDN (Content Delivery Network) puede ser beneficiosa, creando un puente intermedio entre navegador y servidor, y aumentando la velocidad de entrega de contenido.
  • Optimice el uso de la memoria caché: Por defecto, los navegadores guardan el contenido visitado por el usuario, evitando nuevas llamadas al servidor, ya que con la caché guardada, el sitio web no se cargará como si fuera la primera vez. Sin embargo, este proceso se puede controlar con encabezados HTTP para el control de caché en caso de que el contenido no se almacene en caché, el período de almacenamiento haya expirado o el contenido almacenado en caché quede obsoleto. Para algunos CMS, como WordPress, hay complementos de caché que lo ayudan a configurar y optimizar la caché a nivel de navegador.

 

Herramientas para supervisar el rendimiento del sitio web

Sobre todo, es importante mantener un monitoreo frecuente del rendimiento del sitio web. Especialmente en sistemas como WordPress, que se basan esencialmente en plugins y temas a menudo creados por terceros, es importante que todo esté actualizado y estable para lograr un buen rendimiento.

Le dejamos algunas herramientas en las que podrá analizar sus webs:

Image module

FacebookInstagramLinkedINTwitterYouTube

4.9 101 reviews